Cómo superar el síndrome postvacacional

 En blog, Gestión del estrés

Tras las vacaciones, llega la temida vuelta al trabajo, que suele venir acompañada de cierto malestar. Esto es lo que se conoce como el síndrome postvacacional, un estado de apatía, en ocasiones angustioso, que a uno le acompaña tras un período de descanso.

Este malestar que sentimos, es muy habitual y desde Noelia Pérez Psicóloga queremos compartir contigo algunas recomendaciones para sobrellevarlo.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional es un estado de desmotivación y cierto malestar que padecen algunas personas tras su vuelta de vacaciones. En general, este estado se produce al enfrentarnos de nuevo a responsabilidades, horarios y exigencias. Y sus síntomas se parecen a los que aparecen en los cuadros de estrés.

  • Desmotivación, falta de energía, apatía y otros síntomas depresivos.
  • Ansiedad, nerviosismo y problemas de concentración.
  • Inseguridad, sensación de no llegar o de sobrecarga laboral.
  • Irritabilidad o mal humor.
  • Somatizaciones: alteraciones en el sueño, dolores musculares, cansancio, problemas estomacales, etc.

Si sufres alteraciones en el sueño por la ansiedad y quieres saber cómo puedes reducir esto, no te pierdas esta entrada del blog: “¿Qué es el insomnio por ansiedad? ¿Cómo reducirlo?”

El síndrome postvacacional suele pasarse en unas dos o tres semanas. Por lo tanto no suele requerir un tratamiento específico. Aunque si los síntomas persisten en el tiempo o se intensifican, entonces sí es aconsejable asistir al psicólogo, porque podría derivar en un trastorno adaptativo.

Claves para superar el síndrome postvacacional

Para superar el síndrome postvacacional existen algunos consejos muy prácticos, entre los que destacan:

  • Procura llegar un poco antes de tus vacaciones para tener unos días de adaptación en casa.
  • También puedes ir ajustando el horario de sueño progresivamente, para acostarte a la misma hora que lo sueles hacer entre semana.
  • Igualmente puedes ir introduciendo deberes y obligaciones paulatinamente antes de la vuelta.
  • No te exijas el 100% porque no lo puedes dar. Si te estableces más objetivos de los que vas a ser capaz de asumir, te estresarás y echarás más leña al fuego. Toma consciencia de que no puedes darlo todo cuando tu concentración está fallando.
  • Si puedes no comenzar a trabajar un lunes, puedes hacer que tu primera semana no sea tan larga.
  • Puedes plantearte nuevas metas este año, o nuevos objetivos que te produzcan motivación.
  • Haz deporte. Septiembre es un buen mes para plantearse retos. En esa lista debe aparecer algún tipo de deporte. Te ayudará a sentirte bien y a segregar esas endorfinas que tanto necesitas para combatir la apatía.
  • Planea alguna escapada para el fin de semana. Así recargarás las pilas y tendrás alguna ilusión.
  • Fíjate en lo bueno. Agradece lo que tienes. Un buen trabajo, una familia, tu casa, tus amigos, tu tiempo libre, etc. Antes de irte a dormir agradece tres cosas de tu vida, hazlo desde el corazón y cada noche agradece tres cosas distintas. Te sentirás afortunado por lo que ya tienes y centrarás tu mente en lo positivo.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para saber cómo afrontar la vuelta de las vacaciones. Si tienes alguna duda o crees que necesitas ayuda profesional, no dudes en contactar con nosotros. Desde Noelia Pérez Psicóloga te ayudaremos en todo lo que necesites. ¡Llámanos!

Últimas entradas

Dejar un comentario