Nomofobia: adicción al móvil

 En blog

La nomofobia hace referencia a la presencia de miedo irracional a no tener el teléfono móvil, cobertura y/o conexión a internet.

A medida que pasan los años, los móviles cada vez tienen más presencia en nuestra vida diaria. Los usamos no únicamente para contactar con amigos o familiares o para ver las redes sociales, sino que también incluyen otras funcionalidades como el calendario, la agenda, las apps de trabajo o las rutinas de ejercicios…

Compilamos gran parte de información en estos dispositivos, promocionando la necesidad de estar continuamente relacionados con ellos. Además de esto, en algunas personas gran parte de las relaciones sociales que tienen se inician y se mantienen a través de estos dispositivos móviles.

Los móviles llegan a ser un elemento tan central en el funcionamiento diario que en muchos casos es lo primero que ve una persona al despertarse y además se llevan a realizar constantes comprobaciones durante el día, creándose una relación de dependencia con el teléfono.

Consecuencias de la nomofobia

Esta adicción al móvil trae consigo distintas consecuencias que pueden afectar en la persona, como un menor rendimiento laboral/escolar, estrés, ansiedad, disminución de la autoestima, dolores corporales, aislamiento social…

Por esta razón es tan importante conocer la existencia de la nomofobia, así como la sintomatología característica, pudiendo de esta manera identificarlo de forma precoz y pudiendo actuar lo antes posible.

Cómo superar la adicción al móvil

La adicción al móvil cuenta con ciertas diferencias respecto a otras adicciones, como el alcoholismo o la adicción a los videojuegos.

Plan de tratamiento

Para el tratamiento de la nomofobia se van a plantear ciertos objetivos terapéuticos que van a marcar el plan de tratamiento, como podrían ser: reducir el tiempo de uso, aumentar las relaciones en la realidad, disminuir conductas de comprobación, reducir la dependencia del móvil o aumentar las conductas alternativas al uso del teléfono.

Para ello, por una parte, se debe explicar a la persona el porqué se suele desarrollar esta adicción y cuáles van a ser los objetivos. También será importante explorar qué ha podido desencadenar, en su caso, la adicción y qué hace que se mantenga.

Desarrollo de recursos y habilidades

En la intervención se pondrán en marcha los recursos necesarios para hacer frente al cambio y tener herramientas para sostenerlo en el tiempo. Entre ellos, será relevante hacer que la persona perciba que todos aquellos pensamientos automáticos catastróficos que aparecen ante la posibilidad de no tener el teléfono no son reales y tomar distancia sobre ellos.

Será relevante trabajar en estas interpretaciones no ajustadas a la realidad para que la persona se pueda sentir más capaz de tomar distancia con el móvil.

Durante el tratamiento para la nomofobia se va a promover el instaurar conductas alternativas al uso del teléfono, como hacer ejercicio físico, quedar en persona con amigos, ir a museos, al cine, hacer manualidades… Promocionar un sano autocuidado, donde el motivo de realizar esa actividad, sea por placer, porque es gratificante, y no tanto desde la necesidad o el malestar.

También será importante durante el tratamiento aportar a la persona información sobre qué es la ansiedad, cómo aparece y cómo la podemos gestionar, así como reforzar su autoestima y el concepto que tiene de sí mismo.

Si sientes que si no tienes el móvil cerca aparece ansiedad u otro malestar, puedes pedir ayuda a un profesional.

En Noelia Pérez Psicóloga, un equipo de profesionales estamos a tu disposición para ayudarte a superar tu adicción al móvil o cualquier otra dificultad que puedas estar teniendo. No esperes más y llámanos.

Últimas entradas

Dejar un comentario