Estrategias de gestión emocional que te ayudarán a vivir mejor

 En blog, Educación emocional

Gestionar las emociones pasa por el manejo de habilidades que nos permitan manejar mejor nuestro mundo emocional.

Habilidades como la toma de consciencia de nuestras propias emociones o la empatía hacia las emociones de las demás personas, sin duda facilitan la relación con los demás y una mejor gestión de nuestro propio día a día.

Es una tarea de aprendizaje, con lo que sin duda se beneficia con la práctica y el desarrollo de habilidades y destrezas. En definitiva, tú puedes aprender y mejorar tu gestión emocional.

Te dejo unas ideas que te ayudarán en ese camino de autoconocimiento y autogestión.

Focaliza tu atención en ti y en el momento presente

Dejar de compararnos con las otras personas no permitirá avanzar mucho hacia el objetivo de sentirnos mejor porque nos permite centrarnos en nosotros mismos y nuestras propias necesidades y  autocuidado.

Planifica el futuro a corto plazo

En vez de pensar y dirigirnos hacia objetivos muy grandes y ambiciosos, es mejor dividirlos en metas u objetivos más pequeños y alcanzables a corto y medio plazo.

De ese modo nos iremos acercando a lo que deseamos, poco a poco, aumentando la sensación de estar avanzando y pudiendo “reajustar” el camino si fuera necesario en función de las necesidades que nos vayan surgiendo en el camino.

No dediques demasiado tiempo a “enredarte” en las preocupaciones

Preocuparnos en exceso genera ansiedad que puede desbordarnos o paralizarnos, y te desvía de las cosas que para ti son importantes.

Si por momentos este punto te resulta costoso, puedes probar a dedicar un tiempo limitado al día a pensar en ellas planificando con antelación cuándo y cuánto tiempo será. Incluso podría servirte escribirlas, como un modo de “sacarlas” de tu cabeza y verlas con un poco de distancia.

No te preocupes, ocúpate

Aprovecha la parte útil de la preocupación para “prepararte”, ocúpate de él cuando es un problema real, algo que está pasando y no pierdas demasiado tu tiempo en cosas que no están ocurriendo, y que la mayor parte de las veces, además no ocurren.

La importancia de los hábitos y el autocuidado

Una alimentación variada y saludable, mantener una actividad física moderada y frecuente, cultivar hobbies, cuidar nuestras relaciones sociales, descansar adecuadamente, practicar alguna técnica de relajación, procurarnos momentos para desconectar…  Todo ello te ayudará a eliminar estrés y recargar las pilas para mantenerte motivado en tu empresa de manejo emocional.

Y si sientes que no puedes, que te desbordas demasiado y sientes que te paralizas o te desbordas en exceso, siempre puedes buscar ayuda profesional. 

Es trabajo de los profesionales de la psicología enseñar a gestionar pensamientos, sentimientos o comportamientos que nos obstaculicen el camino, manejar técnicas asertivas, o entender un poco mejor nuestro funcionamiento como seres humanos de cara al futuro y a poder disfrutar de una vida más plena.

¿Hablamos?

Últimas entradas

Dejar un comentario