¿Qué hacer si sufro un ataque de pánico?

 En blog, Gestión del estrés, Técnicas de relajación

Todos alguna vez en nuestra vida hemos sufrido ansiedad. Pero, existen personas que, cuando llevan mucho tiempo acumulando un alto grado de esta, pueden tener un ataque de pánico. Además, este aparece súbitamente, consiguiendo un gran nivel de malestar en la persona.

Ahora bien, pero qué puedo hacer si sufro un ataque de pánico. No te preocupes, desde Noelia Pérez Psicóloga te damos varios consejos que puedes llevar a cabo si lo padeces.

¿Qué hacer si sufro un ataque de pánico?

Los ataques de pánico son muy desagradables, pero no son peligrosos. Algunas cosas que puedes realizar cuando sufres uno son:

1.   Respirar pausadamente

A veces, durante un ataque de pánico, se padece mucha dificultad para respirar. Lo que sucede es que se está hiperventilando: cogiendo más aire del necesario, aunque la persona crea que necesita coger todavía más por la sensación de falta de oxígeno.

En estas situaciones, para calmar nuestro sistema nervioso, lo ideal es respirar de una manera pausada, sin realizar inhalaciones exageradas, e intentar hacerlo despacio. Puedes poner una mano en tu abdomen para sentir cómo se mueve en cada inhalación y exhalación, e intentar concentrarte en esa sensación.

Te interesa: “Ataques de ansiedad. ¿Qué hacer?”

2.   Ir a un sitio tranquilo, con pocos estímulos

En ocasiones podemos sentir una sobrecarga sensorial, lo que puede propiciar o acentuar el ataque de pánico. Irnos a un sitio tranquilo, con pocas personas, quizás pueda ayudarnos en esos instantes.

En casa puedes crear el rincón de la calma. Un espacio tranquilo y agradable, que te guste y en el que te sientas cómodo con cosas que te ayuden en momentos de ansiedad. Algunos ejemplos son cojines, mantas, pelotas que puedas apretar, o algún muñeco u objeto que te calme.

También te puede servir de ayuda, llevar contigo algún objeto que te aporte seguridad cuando salgas de casa, con el objetivo de ir quitándolo poco a poco. La idea es que la cosa en cuestión te ayude a estar más calmado en cuanto salgas de casa, pero la finalidad no es llevarlo siempre con nosotros.

3.   Técnicas de distracción

Si sientes que estás a punto de sufrir un ataque de pánico, en lugar de centrarte en las sensaciones físicas desagradables, puedes intentar llevar a cabo algún método de distracción, como por ejemplo, la técnica de los cinco sentidos.

Esta consiste en buscar, en el lugar en el que te encuentres, cinco cosas que puedas ver, cuatro cosas que puedas tocar, tres cosas que puedas oír, dos cosas que puedas oler y una cosa que puedas saborear. No hace falta que lo hagas, solo con dedicar un rato a buscar dichas cosas es suficiente.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad para saber que hay que hacer si sufres un ataque de pánico. Si tienes alguna duda o cuestión sin resolver, pregúntanos. Desde Noelia Pérez Psicóloga estamos a tu disposición para ayudarte en lo que necesites.

Últimas entradas

Dejar un comentario